¿PORQUÉ ES NECESARIO QUE NUESTROS NIÑ@S Y ADOLESCENTES “JUEGUEN” CON OBRAS AUDIOVISUALES NACIONALES?

By | 2016/11/21

los-ninos-y-la-tecnologia-2     beneficios-juegos-tradicionales

Si se cree que a través del juego, sea éste perteneciente al mundo de los juegos tradicionales o al de las pantallas y pantallitas digitales, un niño se enriquece en la adquisición de conocimientos y en sus relaciones afectivas, es lógico también pensar que a través del mundo lúdico aprenden y desarrollan conductas y “miradas” acerca del mundo al que están tratando de comprender y de relacionarse. De allí la importancia de los contenidos de las producciones audiovisuales con las que se conectan durante sus tiempos lúdicos. Y la realidad nos muestra, por lo menos a los que prestamos atención a éste tema, que casi la mayoría de los juegos digitales con los que se entretienen los niñ@s y los adolescentes de nuestro país (y de todos los países latinoamericanos), son provenientes de las usinas norteamericanas cuyos contenidos y expresión de modos de vida son aquellos aspectos de su cultura que desean exaltar y ponderar. ¿Será porque los adultos desean que los niñ@s y los adolescentes sean como los que se muestran en esas producciones aceptando, por lo menos en los hechos, que la vida de los niñ@s se conformen a partir de esos atributos, en lugar de los que ayudan a conectarlos con contenidos propios de su cultura y así propender a incluir esos valores en su formación? ¿Es acaso pernicioso que nuestras infancias solo jueguen con juguetes-contenidos digitales con guiones a la medida de las empresas productoras norteamericanas y sus filiales locales?

No es respondiendo afirmativamente a estas preguntas el camino para dialogar acerca de la inserción de los juegos digitales en el mundo lúdico de nuestras infancias y adolescencias, ni tampoco calificarlos de “okupas” de éste espacio vital para su desarrollo. Los que estamos comprometidos con los diversos aspectos que hacen a las producciones audiovisuales deberíamos responder a estas cuestiones con el “sentido común” que surge de otra pregunta que convendría ser respondida con total sinceridad: ¿nos importan los niñ@s y adolescentes hasta el punto de pensar en la posibilidad de que en algún momento de nuestra vida profesional nos preguntemos porqué es necesario que nuestras infancias “jueguen” también con nuestras producciones y por respuesta nos propongamos crear ¡una obra audiovisual para nuestras infancias y adolescencias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *