EL INTERÉS SUPERIOR DEL NIÑO o EL INTERÉS SUPERIOR DE LA TAQUILLA

 

¿Por qué desde hace muchísimos años sobrevive la dificultad para exhibir una película infantil argentina en las pantallas de cine durante las vacaciones de invierno, de verano y/o durante todo el año? Si la respuesta proviene de los que privilegian el “interés superior de la taquilla” no aceptarán la existencia de tales dificultades por cuanto alegarán, entre otras razones, que las distintas resoluciones del INCAA, de diferentes gestiones, referidas a la protección de las películas argentinas en las pantallas de cine denominada “Cuota de pantalla” las protegen, y si éstas se conjugan con la calidad de la película más una intensa campaña publicitaria y promocional en todos los medios gráficos y audiovisuales, el film se encontrará con su público y los exhibidores estarán refelices de ganar dinero con una película argentina. Y también argumentarán que la escasísima producción de películas infantiles argentinas condiciona su negocio con las distribuidoras norteamericanas. ¿Qué es primero, el huevo o la gallina?Hablaremos de esto en otra publicación.

Pero si la respuesta proviene de los que privilegiamos “el interés superior del niño”, hace muchísimo tiempo que acercamos propuestas y le solicitamos al INCAA un diálogo entre todas las partes comprometidas, a fin de que las resoluciones defiendan eficientemente la exhibición de una película argentina infantil en las pantallas de cine durante las vacaciones de invierno y durante cualquier época del año. Porque de nada sirve la calidad del film frente a las vetustas reglas neoliberales del “libremercado”, presentes desde hace muchísimos años en la exhibición de películas infantiles y por las cuales el productor y el distribuidor nacional se las deben arreglar como pueden frente a la ¿¿¿competencia??? de las distribuidoras norteamericanas (con sus inversiones publicitarias amortizadas desde su país de origen y su “globalización”) , arriesgando su dinero, si lo tienen o lo consiguen, en una campaña publicitaria que se transforma en una deuda impagable gastada en palabras e imágenes muertas por la invasión de las películas norteamericanas, por algo llamadas en la jerga del cine “tanques”. Nuestras infancias también se merecen gozar de nuestras películas. Así lo atestiguan sus rostros cuando por otras pantallas acceden a ellas y se divierten.

Un pensamiento en “EL INTERÉS SUPERIOR DEL NIÑO o EL INTERÉS SUPERIOR DE LA TAQUILLA

  1. MIRIAM NORA GVIRTZ

    consdero la importancia de la educacion y medios audiovisutaes en el niño,es una edad propicia para poner en juego la imaginacion creadora y sus fantasias en accion
    me da pena que no hay desrrollo , e iniciativa en educacion de estas propouestas
    como pedagoga me sienro en deuda en este ambito
    en SAN LUIS se pueden hacer muchas cosas
    por un CINE PARA NIÑOS , GUIONES Y AUDIOVISUALES

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *