“El cine debe ayudar a tener conciencia de identidad”

By | 2012/02/11

2011-07-20

ESPECTACULOS. TELAM 20 de Julio de 2011

El director Alejandro Malowiki, que esta semana estrena “Las aventuras de Nahuel”, una película de títeres y animación que rescata leyendas de culturas originarias, destacó la importancia de que las producciones locales ayuden a los chicos a “tener conciencia de su propia identidad”.

Es que el filme para niños cuenta el derrotero de Nahuel, un chico de la calle que, acompañado por Busca, un gato murguero, descubre un libro de cuentos sobre mitos y leyendas de los pueblos aborígenes argentinos que lo ayudará a encontrar a su madre.

Lo importante es que las películas reflejen las raíces latinoamericanas para que los chicos tengan conciencia de su propia cultura y su propia diversidad ”, apuntó el director y creador de la cátedra de Realización y Producción de contenido para Niños en la carrera de Imagen y Sonido de la UBA.

En ese sentido, el realizador comparó -en una entrevista con Télam– a la industria local con la norteamericana a la que consideró “de muy buena calidad pero con contenidos estandarizados y en serie”.

Las realizaciones estadounidenses traen historias bien contadas, muy bien hechas e interesantes porque trabajan con valores, pero no miran a los chicos de su país sino a los chicos de todo el mundo, y yo tengo otra manera de pensar el cine para la infancia”, se diferenció el director de “Pinocho” (1987).

Es que, además de su carrera como docente especializado en producción para niños y jóvenes, Malowiki también dirigió varios cortos ecológicos y preside la Sociedad Audiovisual para la Infancia y Adolescencia Argentina (Saviaa), que evalúa los contenidos que consumen los chicos tanto en cine como en la televisión.

Al respecto y consultado acerca de las limitantes que imponen los contenidos infantiles, el cineasta remarcó que “no existen temas que no puedan tratarse con los chicos ni temáticas que estén vedadas”.

Por ejemplo -continuó- en mi película se tratan temas como el abandono, las peleas, la soledad y mi gran desafío es poder contar eso de manera correcta, conociendo las etapas evolutivas de los chicos y estando atento más al cómo y no tanto al qué es lo que se les cuenta”.

En ese contexto, el también autor de “PyME (Sitiados)“, de 2003, señaló que en la actualidad Argentina ofrece “una situación extraordinaria a nivel regional, con más de 20 películas para chicos en plena realización, una producción inédita en América latina“.

Sin embargo, el realizador que deberá proyectar su película en sólo dos salas de la Capital Federal (los cines Gaumont y Cosmos), remarcó que “el problema que hay no es de producción existente sino de cuota de pantalla, porque no hay salas para poner nuestras películas, no hay lugar para los filmes locales”.

Lo que falta -remarcó- es una cuota de pantalla específicamente dedicada para el cine de la infancia, que obligue a las cadenas a exhibir nuestras producciones junto con los tanques extranjeros”.

Malowicki concluyó que “si eso no sucede, cada película norteamericana viene con más de 150 copias y entonces copa las 800 salas que tenemos en todo el país”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *