“PANTALLAS Y PANTALLITAS”

By | 2015/09/04

Comienzo mi exposición reconociendo que éste espacio que nos brinda Expotoons es una muy buena oportunidad para dialogar acerca del tema que nos convoca y en mi caso reflexionando en las necesidades y tareas para lograr la adhesión de las audiencias infantiles a los contenidos y formatos que producimos para las diferentes pantallas y pantallitas digitales.
Los cambios generados por la globalización y el nuevo capitalismo, particularmente el que se propaga y se expande fuertemente durante los años noventa y continúa firme en la actualidad, ha generado profundas transformaciones en los medios audiovisuales tanto en aquellos que podemos denominar “tradicionales”, (o sea el cine y la televisión que se crearon y encontraron su máximo desarrollo durante el siglo pasado) como en los más recientes que circulan a través de diversas pantallas y pantallitas desarrollados con la ineludible presencia de la computadora y el constante crecimiento de Internet.

Medios audiovisuales que generan no solo nuevas lógicas para la circulación de sus contenidos sino nuevas formas en que se los expresa y una comprensión y adhesión muy dispar que todavía produce una clara división entre los inmigrantes digitales y los nativos digitales (Piscitelli) . Expresiones que a las niñas, a los niños y a los adolescentes, todos ellos nativos digitales, les dificulta internalizar los procesos de construcción de sus subjetividades y a los adultos nos genera confusiones y mucho esfuerzo en pensar y producir obras audiovisuales que nos consagren la adhesión de las infancias.

Y tratando de hallar un claro en éste bosque de las multiplataforma me pareció que podía encontrarlo volviendo a recorrer nuevamente los primeros caminos que exploré relacionados con la definición del término “comunicar”. “…que aparece a mitad del siglo XIV y su sentido básico es “participar en”, noción que fue azotada por un torbellino tecnológico. Este torbellino que hoy pareciera proponernos una nueva forma de comunicar contenidos ”.(Esteban Viu.Periodista) Por ejemplo en forma de “Multiplataforma” entre otras.

¿Pero si de comunicar y “participar en” se trata deberíamos poder aplicar en éste formato las experiencias adquiridas en la producción de contenidos en otros formatos y fundamentalmente de lo aprendido en el contacto de nuestras obras con nuestros espectadores. Y allí tenemos un problema porque la mayoría de las producciones infantiles en las que participamos de su factura expresan a paradigmas culturales ajenos. De allí que conocemos más de su aceptación o rechazo ante esas obras que ante aquellas que responderían a su propia cultura, deseos e intereses. ¿Y cómo vamos a desarrollar guiones y producciones para las niñas, niños y adolescentes, sin contar con esos conocimientos entre nuestras herramientas?

Siguiendo en ésta línea y tratando de aportar mí experiencia acerca del tema que nos reúne les cuento que si hoy a me convocaran a producir una producción infantil con guion y formato multiplataforma tendría muy presente dos aspectos que son para mi fundamental: continuar profundizando mi conocimiento de las infancias, y, evaluar las conexiones entre las diferentes plataformas.

Retomando el primer aspecto continuaría rescatando lo que de mi infancia conservo en mi memoria emotiva y seguir profundizando y dialogando con los niños a fin de integrar esas experiencias afectivas a mis guiones y así intentar su adhesión o sea su “participación” o sea la concreción de un dialogo entre ellos y mi obra. Porque de eso se trata una obra, de un dialogo. Solo con un dialogo que importe a ambas partes se conjugará una producción atractiva. De lo contrario seguirán recibiendo el placer del entretenimiento con la única opción que hoy el “mercado” les ofrece. No quiero decir con esto que todo lo que hoy consumen a través de sus pantallas y pantallitas son contenidos sin valores (eso será tema para otra conversación) sino que les estamos vedando el placer de entretenerse, de jugar y de conocer con las riquezas y valores de nuestra cultura y por supuesto no contar con producciones con las que podamos intentar participar y compartir el mercado.

El otro aspecto, me refiero al de evaluar las conexiones entre las diferentes plataformas, es según lo expresa Beatriz Janin (…) no abonar a la actual “hiperconexión” que caracteriza a la cultura actual y que no solo provoca niños hiperactivos, sino que genera dificultades por ejemplo en la adquisición del lenguaje.“(…) Los cambios en la tecnología, pero también en los vínculos humanos, suscitan nuevos modos de comunicación, nuevas formas de vinculación por parte de niños y adolescentes. La irrupción de la hiperconexión produce efectos en la constitución subjetiva; y según lo dice el filósofo Franco Berardi “(…) La rapidez de los estímulos a los que los niños están sujetos los deja sin posibilidades de procesarlos, así como carentes de elementos para procesar sus propios pensamientos despertados por esos estímulos.“. Estos cambios también nos exigen estar alertas y preguntarnos como construir una experiencia inmersiva, que el motivo central del relato alcance extensiones en plataformas diferentes, se ofrezcan múltiples puntos de entrada, generando un ámbito narrativo envolvente y a la vez facilitar la reflexión, la mirada crítica, el dialogo y el placer del entretenimiento.

Si como afirmaba McLuhan , el medio es el mensaje, significa, en términos de la era digital, que se ha creado un ambiente totalmente nuevo y “en esta era eléctrica –nosotros diríamos digital– los hombres nos vemos constantemente traducidos cada vez más en información que se traslada en forma de extensión tecnológica de la conciencia… Es decir, que podemos traducir cada vez más aspectos de nosotros mismos a otras formas de expresión que nos exceden”. De allí que, en cuanto a los guiones específicamente elaborados para producciones infantiles que convergen en una expresión multiplataforma, también debemos reformular no solamente la expresión de los contenidos, por la exigencia de una relación más compleja entre ellos y su expresión en los diferentes formatos, sino y en la etapa primigenia de los proyectos tener muy en cuenta el constante corrimiento de las etapas evolutivas, de los desarrollos cognitivos y la influencia de los profundos cambios en los diferentes ámbitos de vida de las niñas, niños y adolescentes.
Estas dos cuestiones son en las que estamos trabajando en APCI, en la Asociación de Productores de Cine para la Infancia, específicamente desde el Observatorio Nacional del Audiovisual para la Infancia y la Adolescencia incluyendo preguntas cuya búsqueda de respuestas nos ayudan a clarificar las confusiones. Y estas son algunas de ellas:

¿La enorme cantidad de estudiantes que cursan en diferentes establecimientos educativos disciplinas relacionadas con la producción audiovisual, ¿reciben también una formación humanista que los ayude a conocer a las infancias además de adquirir los conocimientos de las herramientas tecnológicas?

¿Se sigue confundiendo o creyendo y cayendo en el malentendido de que por el solo hecho de realizar por ejemplo producciones de animación se saben crear obras dirigidas a las audiencias infantiles?

¿Habría disposición en los productores y realizadores de aceptar que la situación que nos plantea el mercado es el de David frente a Goliat, y que tenemos que aprender no solamente a investirnos con modernas herramientas sino también comprender que con otras más antiguas podríamos llegar a nuestros espectadores? Mencionando a Gramsci “Si la verdadera y única maestra de todos sólo es la vida en todas sus formas, es a ella que deberíamos aferrarnos y sacar de ella la medida exacta de los límites y de los modos de nuestra acción”.
Macluhan,David y Goliat,
¿Es correcto continuar desarrollando los guiones para los nuevos formatos creyendo que lo único que importa es lo que nosotros pensamos, deseamos y creemos acerca de lo que necesitan, quieren o desean nuestras niñas, niños y adolescentes sin tener en cuenta todo lo que podemos aprender dialogando con ellos?

Muchas gracias por su atención.

Autores y textos mencionados.
Alejandro Piscitelli. Filósofo argentino, especializado en los nuevos medios.
Esteban viu. Periodista. Página 12.
Beatriz Janin. Directora de la Especialización en Psicoanálisis con Niños en UCES. Página 12 6 de Agosto 2015
Franco Berardi. Generación postalfa. Tinta Limón Ediciones, Buenos Aires, 2007.
McLuhan. Filósofo, y profesor canadiense. Profesor de literatura inglesa, crítica literaria y teoría de la comunicación.
Antonio Gramsci. Filósofo, teórico marxista, político y periodista italiano.

Exposición en el marco del Festival “Expotoons”. 3 de Setiembre de 2015

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *